Le destrozaron la cabeza a balazos

Durango.- A balazos de grueso calibre, dos sujetos desconocidos estuvieron a punto de desprenderle la cabeza al jornalero Jack Arturo Parga Adame, de 33 años de edad, la noche de ayer en las afueras de una cantina en un ejido de Gómez Palacio, Dgo.

Pues la mayoría de las balas se incrustaron en la cabeza y el cuello, del hombre que murió en forma instantánea y quedó en medio de un gran charco de sangre, lugar de donde fueron encontrados y recogidos 26 casquillos percutidos de un rifle calibre 223, conocido como un AR-15 y 6 cascos de calibre 45 milímetros.

La rápida movilización de los detectives de la División de Homicidios de la Dirección Estatal de Investigación, dio margen a que en las primeras averiguaciones previas realizadas, se conociera que, Parga Adame, tuvo viejas rencillas con dos individuos y precisamente horas más tarde se aprehendieron a dos vecinos del ejido Arturo Martínez Adame.

Quienes de inmediato fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público por su probable responsabilidad en el homicidio doloso de Jack Eduardo, sin embargo, será hasta después de los interrogatorios e investigaciones que se realicen más a fondo, cuando se determinará la situación legal de los dos, de quienes por ahora se omiten sus datos generales por petición de las autoridades competentes.

De acuerdo a la información lograda con las autoridades policiacas y de la Vicefiscalía General con sede en Gómez Palacio, Dgo., el hecho sangriento se registró como a las 20:30 horas del pasado lunes, en el ejido mencionado, en los momentos en que Parga Adame, salió del interior de la cantina conocida como Ejidal, donde seguramente afuera ya era esperado por sus presuntos asesinos quienes sin mediar palabra, prácticamente lo "fusilaron", pues quedó muerto, sentado y recargado en la pared del antro, tras recibir las fuertes descargas de balas.

Luego de que el agente del Ministerio Público del Area de Homicidios acudió al lugar a dar fe del hecho, ordenó el levantamiento y traslado del cadáver de Parga Adame, a la morgue del Servicio Médico Forense para la necropsia de ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada